Penélope fluye rumbo a Ítaca

Ven conmigo a grecia

Día

El número pi (πι en griego) es irracional. Es por eso que nuestro personaje es una persona estructuradamente desestructurada.

En la niñez y adolescencia, Penélope salía a la calle en pijama o con un zapato de cada color. Se caía todo el tiempo y se rompía brazos, piernas y rodillas. Por eso tuvo que cambiar, para sobrevivir, e hizo de su mente una cuadrícula.

Su disciplina férrea le hizo cumplir objetivos (y no cumplirlos también). Si se propone algo es difícil que consigas sacárselo de la cabeza. Durante una etapa de su vida fue muy ambiciosa, pero su ritmo se ha ralentizado con los años. Ha aprendido a fluir.

Y en esta curiosa sucesión de contradicciones y peripecias, la sensibilidad de su espíritu ha complicado bastante las cosas. Y es que Πηνελόπη (Pinelopi, como la llaman los griegos) se ha enamorado mucho y mal. Aunque su amor por Grecia ha ocupado uno de los cuartos más importantes del hotel que es su corazón.

Su quinta vida empieza sin planificación.

Dice que cuando llegue a Egina, rumbo a Ítaca, un día le llevará a otro, una circunstancia a una solución, una playa a la siguiente. Ojalá.

Y aquí empieza su cuaderno de viajes, me ha pedido que le haga de cronista en su travesía y yo nunca he sabido decirle que no a esta valiente señorita. Deseo que los vientos le sean propicios, noto mucha ilusión en su alma.

Y aquellos que quieran unirse a nuestro viaje, los que compartan con nosotras su amor por Grecia… ¡Bienvenidos!

4 comentarios en «Penélope fluye rumbo a Ítaca»

  1. “Ah my friend” seasoned Penelope dissented “dreams are hard to unravel, wayward, drifting things- not all we glimpse in them will come to pass…
    Book 19:Penelope and her guest
    Homer: The Odyssey

    Responder
    • “Ay, amiga mía”, disintió Penélope, “los sueños son cosas difíciles de desentrañar, caprichosas, a la deriva, no todo lo que vislumbramos en ellos se hará realidad…
      Libro 19: Penélope y su invitada
      Homero: La Odisea

      Qué gran verdad. Solo decir que disiento en la mayor de lo que disintió Penélope, pues el sueño de esta Penélope contemporánea ya se ha hecho realidad. De ahora en adelante…que fluya.

      Muchísimas gracias, Alice, por la aportación. Qué gran comienzo para este humilde blog.

      Responder
  2. ¡¡¡Qué bonito!!! Me ha emocionado. Casualmente, estoy de viaje en Grecia y, como no podía ser menos, disfrutando muchísimo. Deseo que tus deseos y tus sueños se cumplan ampliamente. Eres muy valiente y una gran mujer, así que seguro que tu viaje a Ithaca, te deparara toda suerte de emociones, aventuras y éxitos sobradamente merecidos. Te admiro y te tengo gran cariño. Un abrazo enorme.

    Responder
    • Ay Ελένη, qué bonitas palabras para Πηνελόπη. Y qué suerte haber compartido contigo estos últimos meses de divertidísimas clases, presentaciones de libros, cenas con baile, museos de arqueología, cañitas de después. Cuánto voy a echar de menos tu constante risa junto a la ventana. Disfruta mucho también de tu viaje por tu querida Grecia. Tus buenos deseos y tu cariño me dan fuerza. Mereces también que tus sueños se hagan realidad. Muchísimas gracias 🤗

      Responder

Deja un comentario

Más
Noticias

Penélope y sus mares

Zeus, dios supremo y ángel de la guarda de Penélope, le recomendó alquilar la casa de Nectaría cuando llegase a la isla. Nectaría tiene un restaurante que se llama Todo fluye, frase talismán donde las haya. Pero esta vez no fluyó…para bien de Penélope.

Leer más »